Make your own free website on Tripod.com

      

Entrenando a su cachorro

Órdenes

Cuando un cachorro esta bien entrenado, es un mundo de diferencia para el dueño y para la mascota. Su cachorro estará mas seguro y será mas confiable cuando entienda y obedezca ciertas ordenes simples. Piense en ello como  una forma adecuada de comunicación con su mascota. Consulte con su veterinario acerca de entrenadores de perros locales o clases para entrenar perros. Muchas personas se inscriben con sus cachorros sin realizar el entrenamiento personalmente para cerciorarse de que su mascota este siendo entrenada efectivamente. Aprender el significado de ordenes como "sentado", "abajo",  "quieto" y "ven" no es difícil para la mayoría de los cachorros. El entrenamiento puede empezar entre las 8 y 10 semanas de vida. Los cachorros pueden continuar aprendiendo cuando son mayores, pero es más difícil para ellos absorber información a través de lecciones; asi que es mejor empezar cuando el cachorro es más impresionable. Los cachorros se cansan fácilmente, por lo que las sesiones de entrenamiento deben ser cortas, una o dos veces al día durante 15 a 30 minutos. Recuerde que los perros tienen memoria reducida, así que sea paciente. La repetición es necesaria. También es importante premiar al amigo cuando obedece una orden. Sea consistente y confiable cuando entrene a su cachorro. Su nueva mascota necesita saber quien manda. Recuerde corregirlo cuando haga algo mal y premiarlo cuando lo haga bien. Use su voz para lograr esto y nunca recurra al castigo físico. Esto es descortés y confunde al cachorro. Decir ¡"no"! En un tono autoritario es la manera adecuada de corregirlo. Cuando el cachorro haya respondido a la corrección, alábelo inmediatamente.

Comportamiento

Es importante que su cachorro aprenda a temprana edad lo que se considera como comportamiento aceptable. El no enseñarle la diferencia entre lo que esta bien y lo que esta mal puede resultar en tener un perro adulto con el que no sea grato convivir en casa. Si espera que su cachorro duerma en una cama, jaula o casa para perro, debe obligarlo desde el primer día. Quizás llore como respuesta a la separación de su madre o hermanos. Puede confortarlo poniéndole una botella con agua caliente y un reloj con un tic - tac fuerte. Asegúrese de que su cama o jaula sea de buen tamaño y este en un lugar libre de corrientes de aire. A algunas personas no les molesta tener al perro en un sillón u otro mueble. Para otros, un perro en los muebles seria algo desagradable. Decida ahora cuales serán las políticas en su hogar a ese respecto; si su casa será una de "no privilegios en los sillones" asegúrese de cumplirlo desde el principio. Lo mismo se aplica para pedir en la mesa, brincar sobre la gente y cualquier otro comportamiento objetable, si no desea que el cachorro aprenda estos hábitos, asegúrese de que sus reglas sean obedecidas desde el principio. A veces el perro presentara problemas de conducta más difíciles tales como ladrar en exceso, escarbar el jardín, mordisquear objetos, muebles o tapetes. Este tipo de comportamiento puede ser fácilmente remediado con ayuda profesional de algún entrenador de perros de su localidad. 

"Accidentes" en casa

La parte mas difícil del entrenamiento de su cachorro es probablemente el enseñarle donde espera usted que él vaya al baño. Un perro que no aprende esto frecuentemente termina confinado en un patio o en un albergue para animales. Si usted no desea este destino para su cachorro, tome especial interes en enseñarle cuidadosamente este aspecto. Si lograrlo le cuesta mucho trabajo, consulte a un entrenador de perros.

Como empezar

Muchos expertos aconsejan el entrenamiento en jaula para enseñarles para ir al baño. Empiece con una jaula lo suficientemente grande para que su cachorro se pare, estire, de vueltas y acueste. La jaula no debe ser más grande que para eso, quizás deba empezar con una pequeña y después comprar otra cuando el perro crezca. Ponga los platos de comida y agua adentro. Deje la puerta de la jaula abierta, tírele un poco de comida o premio para perro al interior. Diga "cama" o cualquier otra palabra para que el cachorro empiece a asociarla con irse a dormir. Su cachorro muy probablemente entrará en busca del premio. Si no, no lo force a entrar a la jaula, permítale explorarla un poco. La curiosidad da resultados rápidos con los cachorros, y eventualmente el cachorro merodeara dentro de la jaula. Pronto, usted podrá cerrar la puerta con el cachorro adentro. Deje al cachorro adentro de la jaula solo unos minutos al principio, incrementando gradualmente el tiempo que su mascota permanezca en la "guarida". Eventualmente podrá dejar al cachorro en la jaula por un periodo de hasta 4 horas, pero no mas, excepto por la noche. No permita al cachorro salir si es que ladra, llora o rasca la puerta ya que esto le enseñara malos hábitos. En vez de ello, espere el tiempo programado y permita al cachorro salir cuando este descansando en silencio. Inmediatamente después de abrir la jaula, lleve a su cachorro afuera, al área que usted desea que él use como baño, y póngalo en el piso. Seguramente usara el baño de inmediato. Alábelo efusivamente. Los cachorros también deben ser llevados afuera inmediatamente después de comer, beber o despertar de una siesta, ya que sus necesidades de ir al baño incrementaran en esos momentos. El método de la jaula funciona bien pues esta de acuerdo con el comportamiento e instinto natural del perro. Los perros prefieren no usar como baño su cama, y el cachorro pronto asociara la jaula como una cama. Cuando usted abra la puerta de la jaula y lo lleve afuera, ira al baño de inmediato. Pronto, su cachorro esperara ansiosamente el halago asociado con ir al baño en el lugar indicado, y tratara de repetir la conducta que se le proporcione. Antes de que se dé cuenta, estará entrenado. Este método funciona bien aun si el cachorro esta entrenado con papel, simplemente coloque algunos papeles sucios en el lugar que usted seleccione para este propósito. El olor estimulara a la mascota a ir al baño en ese lugar. Cuando el cachorro sea muy joven, no le permita andar por la casa sin vigilancia. No solamente porque puede ser peligroso para su nuevo amigo, si no porque dificultara sus esfuerzos por enseñarle a ir al baño. Los cachorros que aun han aprendido a controlar su vejiga e instinto, si no son supervisados, se deslizan hacia rincones apartados para ir al baño. Después, el olor en la alfombra o piso estimulara al cachorro a tener accidentes en ese lugar. Asi que para asegurar el éxito del entrenamiento, no le permita a su mascota estar fuera de la jaula sin supervisión hasta que la fase de entrenamiento haya concluido. Si su cachorro tiene un accidente, háblele con firmeza, pero no le pegue o frote su nariz en el accidente. El nivel de atención de un cachorro es muy reducido y no comprenderá sus actos. Diga "no" firmemente, y lleve el excremento al área que a elegido para ese propósito. Asegúrese de que los accidentes sean limpiados y desodorizados a conciencia, ya que el olor puede impulsar a un cachorro joven, a usar ese lugar para otro accidente. Un consejo final: si esta teniendo problemas en entrenar a su mascota, consulte a un entrenador de perros, a su veterinario, u otro experto sin demora. Ellos pueden hacerle sugerencias que harán la diferencia entre un entrenamiento exitoso o accidentes continuos.

Las mascotas nos aceptan como otro animal, obedecen porque a quedado claro quien es el "dominante",  pero dominar no es castigar, dominar es la habilidad de   hacer cosas que otro no puede hacer.

Consejos

·         No le grite a su mascota,  no le pegue,  ya seguramente a tratado ese sistema reiteradamente, sin tener resultados. Agarre una revista o un diario,  enróllelo y arrójeselo,  la intención no es lastimar a  la mascota, es atraer su atención, y al mismo tiempo interrumpir su conducta o acción; observara que no solamente  ha dejado de hacer lo que usted quizo que no hiciera,  sino que tambien ha atraido su atencion. Ahora es tiempo de llamar a su mascota y educarla, dígale no! Y demuéstrele que tan feliz  esta usted  de que halla renunciado a seguir haciéndolo, una recompensa, una caricia, un poco de juego, una galletita, será suficiente para que su mascota memorice en ese momento, que  si no lo hace esta bien y lo que es aun mejor, su mascota ha recibido su atención o cariño, lo cual probablemente fue el motivo de su conducta  expresada  en la única forma que una mascota puede.  

·         Ejercite este sistema, por una semana y verá como su mascota cambia su comportamiento, y que tanto más feliz será su relación.     

El Shih Tzu Historia Apariencia Carácter Crianza

Cuidados Salud Entrenamiento Libros Nombres Juguetes

Top